El presidente saliente de Ecuador, Lenín Moreno, termina su gestión con más del 90 por ciento de desaprobación, criticado por los elevados niveles de desempleo y pobreza que deja, así como por su mal manejo de la pandemia de coronavirus.

Moreno concluye sus cuatro años de gobierno solamente con el 9.3 por ciento de aprobación, de acuerdo con una encuesta elaborada por la firma Cedatos el pasado 21 de mayo entre 2.100 ciudadanos de 23 provincias y con un nivel de confianza del 95 por ciento.

MUERTOS, DESEMPLEO Y POBREZA; por ello, más del 92% de los consultados consideran que es el peor gobierno de la historia”.

En agosto de 2017, el presidente que concluye este lunes su mandato contaba con el 77 por ciento de aprobación.

Moreno llegó al poder en mayo de 2017, cuando era aliado y amigo del expresidente Rafael Correa (2007-2017), de quien se distanció al comenzar su gestión.