El viernes se lleva a cabo el 71º Congreso de la FIFA. En Zúrich, los máximos responsables del fútbol mundial están debatiendo sobre diferentes temas. En una rueda de prensa ofrecida a los medios, el máximo organismo del deporte rey explicó que se aprobó el estudio de la posibilidad de un Mundial cada dos años.

La idea fue propuesta por Arsène Wenger, alejado de los banquillos, y que actualmente se desempeña el siguiente cargo: jefe de Desarrollo Global del fútbol de la FIFA. Su trabajo consiste en supervisar y dirigir el crecimiento del fútbol tanto varonil como femenil a nivel global.

Significa un primer paso para que esta idea se convierta en realidad. Hasta la fecha, la cita mundialista se celebra cada cuatro años igual que la Eurocopa. Con una diferencia de dos años, los aficionados disfrutan de la Eurocopa y el Mundial. Una situación que podría cambiar en las próximas fechas si la FIFA sigue adelante con una idea que cada vez parece menos descabellada.

Ya lo había pedido en 2020

Wenger ya había hecho esta propuesta el año pasado. Y señaló que de ninguna manera los torneos que se jugaran perderían prestigio: «Siempre le digo a la gente que la imagen no está ligada al tiempo que esperas para que se produzca el evento. Un ejemplo lo tenemos con la Champions League, que se disputa todos los años y los aficionados la siguen consumiendo».