Arturo Murillo es investigado por desaparición de 435 kg de cocaína

La droga incautada en enero de 2020 fue presentada en conferencia de prensa en la ciudad de El Alto. (Foto: Archivo APG)

La Fiscalía Especializada en Delitos de Narcotráfico, Medioambiente, Pérdida de Dominio, Financiamiento del Terrorismo y Legitimación de Ganancias Ilícitas de la Fiscalía General del Estado inició una investigación de oficio en contra de siete personas, entre ellas el exministro de Gobierno Arturo Murillo, por la supuesta desaparición de casi media tonelada de cocaína.

El fiscal Moisés Palma dijo que los implicados en el caso serán investigados por la presunta comisión de los delitos de alteración o sustitución de sustancias controladas.

Este hecho se conoció por una denuncia del representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) en Bolivia, Thierry Rostan, quien se percató de una irregularidad durante la incineración de 1.005 kilos de cocaína hallados dentro de listones de madera, puesto que inicialmente el exministro Murillo dijo, en conferencia de prensa, que se trataba de casi una tonelada y media de cocaína (1.435 kilos).

El caso se investiga por la ausencia de 435 kilos de cocaína secuestrados a inicios de 2020. 

“Se trata de un cargamento de madera que salía de Bolivia con origen a Bélgica, entre ellas existían 60 horcones y otras cantidades de vigas alistonadas. El 26 de diciembre de 2019 se encontraban con salida de Tambo Quemado, pero la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) sospechó que en el contenedor podría existir sustancia controlada, por ello el contenedor retornó a la ciudad de El Alto el 30 de diciembre y el 7 de enero se realizó la perforación a algunos de los horcones y se advirtió la presencia de una sustancia extraña que, sometida a prueba de campo, dio positivo para cocaína”, explicó Palma en conferencia de prensa.

El 8 de enero de 2020 se cumplió con el pesaje de la cocaína y se hizo conocer de la existencia de una tonelada con 435 kilos en el interior de las 60 columnas de madera. Dicha información la dieron a conocer el entonces director de la FELCN y el exministro de Gobierno Arturo Murillo.

Una nota de prensa de la Fiscalía General del Estado indica que el 15 de enero se realizó la incineración de la sustancia controlada en la zona paceña de La Rinconada. De acuerdo a la UNODC, de los 60 horcones 18 no contaban con la sustancia controlada, por lo tanto, se procedió a incinerar una tonelada y cuatro kilos aproximadamente, según señala el acta.

En la valoración de incineración, la UNODC evidenció la ausencia de aproximadamente 435 kilos de cocaína respecto a la cantidad inicial reportada.

“Ante esta situación, el Ministerio Público inició de oficio las investigaciones y se tienen identificados los nombres de las personas por la presunta participación en el delito de alteración o sustitución del cuerpo del delito y se convocará paulatinamente a otras para que presten su declaración informativa”, añadió el fiscal Palma.

A finales de 2020, Arturo Murillo huyó de Bolivia rumbo a Estados Unidos porque era investigado por la compra de gases lacrimógenos para la Policía con presunto sobreprecio.

A pesar de las evidencias en su contra por ese caso, desde el país del norte aseguró ser un perseguido político. Interpol se negó a activar la notificación azul para conocer su paradero.

El destino de la sustancia era Bélgica

La tonelada y media de cocaína fue incautada durante un operativo en la Zona Franca, avenida Néstor Galindo, a la altura del Parque Muralla de la ciudad de Santa Cruz.

Una patrulla de la FELCN inspeccionó un contenedor con mercadería de madera alistonada Sirari, para exportación a cargo de la empresa Claudia Gardenia García Salifrank-Daysol Import Export.

La madera iba a salir por la Aduana de Tambo Quemado con destino final a Bélgica.

“Son $us 4,5 millones de afectación al narcotráfico en Bolivia, y en su destino final que era Bélgica son $us 64,5 millones que hemos (afectado) al narcotráfico”, informó en aquel entonces el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en conferencia de prensa en la ciudad de El Alto.

Durante los 11 meses del gobierno de Jeanine Añez, los narcotraficantes se rearticularon con más fuerza, principalmente en el oriente boliviano para llevar cocaína a países vecinos como Perú y Brasil.

Un avión con Una tonelada de cocaína aterrizó en México

A finales de enero de 2020, una aeronave proveniente de Argentina, que estuvo previamente en territorio boliviano, aterrizó en el estado mexicano de Quintana Roo con un cargamento de aproximadamente una tonelada de cocaína en varios paquetes.

Ahora el PUEBLO

Temas que aparecen en esta nota: