Novillo revela que no fueron encontrados en las FFAA los planes de operación de Sacaba y Senkata

Por Carlos Corz

No fueron encontrados los planes de operación de las Fuerzas Armadas para los operativos en Sacaba, Cochabamba, y Senkata, El Alto, donde hubo muertos y heridos de bala en noviembre de 2019, reveló el ministro de Defensa, Edmundo Novillo.

“A través del Comandante en Jefe se han hecho estos requerimientos y en muchos casos esta documentación está perdida, no existen, al parecer los autores se han llevado la documentación o han borrado las huellas”, denunció.

«Los planes de operaciones de Sacaba y Senkata no se encuentran», reveló escuetamente.

Fuerzas combinadas de las Fuerzas Armadas y de la Policía intervinieron protestas en Sacaba y Senkata que dejaron más de 20 muertos y decenas de heridos por impactos de bala. En ese entonces, el exministro de Gobierno Arturo Murillo y otras autoridades del gobierno de Jeanine Áñez dijeron que las balas salieron de los movilizados.

En Sacaba o el puente Huallyani, las fuerzas militares y policiales impidieron que una marcha de cocaleros en apoyo al expresidente Evo Morales pase el puente con dirección a la ciudad de Cochabamba. En Senkata, las fuerzas combinadas desbloquearon la planta engarrafadora que había sido cercada por movilizados en apoyo a Morales.

Justamente por la pérdida de documentación se inició procesos internos. “Ha derivado que generen procesos internos de responsabilidad al interior de las Fuerzas Armadas, al interior del Ejército, la Fuerza Aérea y la Naval, con la finalidad de establecer a los responsables que han borrado, ocultado o han hecho perder esta documentación”, sostuvo.

En septiembre de 2020, el fiscal General, Juan Lanchipa, reclamó que la institución armada no había facilitado, justamente, los planes de operación de esas jornadas de desenlaces trágicos.

Novillo destacó que en el Ejército está más avanzada la investigación para coadyuvar en el esclarecimiento de lo sucedido en noviembre de 2019, luego de la dimisión de Morales a raíz de una suma de hechos, la denuncia de fraude electoral, las protestas cívicas, el motín policial y la “sugerencia” militar a Morales de renunciar.