Añez dejó el Ministerio de Educación desmantelado y a los estudiantes sin su derecho a la educación

Cuando el Gobierno de Luis Arce Catacora asumió el Gobierno, el Ministerio de Educación fue hallado totalmente desordenado, sin recursos económicos y con el derecho a la educación que tienen los estudiantes por los suelos, informó el ministro del ramo, en entrevista con radio Kawsachun Coca.

De acuerdo con el actual Ministro de Educación Adrián Quelca Tarqui, las partidas presupuestarias de ese Ministerio fueron desviadas, “no sabemos dónde, estamos hablando de 120 millones de bolivianos aproximadamente. Estamos investigando qué pasó con el presupuesto” manifestó la autoridad.

Informó que Áñez, quiso destruir todo el sistema educativo del Estado Plurinacional de despatriarcalización construido en 15 años de Gobierno, y en ese afán, paralizó los programas de formación de docentes y estudiantes, perjudicando a los mismos.

El gobierno de facto, atentó contra la educación boliviana con la clausura del año escolar a fines de julio, «fue un atentado a la educación tremendo que perjudicó mucho a los estudiantes y dejó la gestión 2020 sin un cierre adecuado» insistió el Ministro.

La mencionada cartera fue hallada totalmente desordenada, el gobierno de Jeanine Áñez, fusionó los Ministerios de Educación de Cultura y Deportes, con el fin de hacer desaparecer estos últimos. El nuevo Gobierno de Luis Arce Catacora, debió recuperarlos los Ministerios de Culturas, de Deportes y reconstruir el Ministerio de Educación.

“Estamos trabajando en tratar de organizar todo de nuevo, no es fácil, se hizo desaparecer mucha información, documentación y por poco se elimina la educación, por eso se denomina este año como “el año de la recuperación del derecho a la educación” remarcó Quelca.

El ministerio se ha propuesto nivelar la enseñanza de los estudiantes en el primer trimestre de este año con tres modalidades de educación: Presencial, semipresencial y a distancia, según el plan organizado en congresos educativos, el primer trimestre se dedicará a la nivelación de los estudiantes, hasta junio o julio se hará el avance curricular de la gestión 2020, y en el segundo semestre, se implementará recién el plan curricular del 2021.

“El objetivo en materia educativa, es lograr hacer en un año lo que debía hacerse en dos, así recuperar el tiempo perdido por la clausura del año escolar” sostuvo Quelca.

El 2020, Bolivia fue el único país que clausuró el año escolar, ningún otro país que también sufrió el embate del coronavirus asumió tal determinación.  

Temas que aparecen en esta nota: