Del Castillo le dice al representante de la UNODC que Bolivia no permite injerencia

En un acto realizado en la ciudad de La Paz con representantes de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), y diplomáticos de la Unión Europea, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, afirmó enfáticamente que Bolivia hará respetar su soberanía en las decisiones que atañen al Estado en la lucha contra en narcotráfico, y no permitirá injerencia de ningún tipo.

“Son políticas soberanas que tenemos en nuestro país, jamás vamos a tolerar ningún tipo de injerencia, porque estamos demostrando que el trabajo realizado en Bolivia junto a la cooperación internacional, rinden grandes frutos”, manifestó respecto a la lucha contra las drogas.

El ministro de Gobierno recordó que la carta de las Naciones Unidas, en su artículo II numeral séptimo, señala que ninguna disposición autoriza intervenir en los asuntos que son esencialmente de la jurisdicción interna de los Estados, y las leyes elaboradas por representantes electos por el pueblo boliviano, son un tema de soberanía manifestada por la democracia representativa, tal cual lo manda la Constitución Política del Estado.

“(La UNODC) pidió al Gobierno revisar la Ley 906, Ley General de la Hoja de Coca, arguyendo que esta tenía datos inflados, y esperamos que estas declaraciones sean un caso aislado, porque no podemos permitir como Gobierno Democráticamente Electo, como un Gobierno Soberano que le interesa el bienestar del pueblo boliviano y de la comunidad internacional, se reciba ningún tipo de injerencia, y mucho menos de como lucha contra el narcotráfico con estos resultados tan exitosos”, dijo.

Por último, dijo que, desde la recuperación de la Democracia en Bolivia, también ha recuperado el exitoso modelo de lucha contra las drogas, mismo que es un referente en la región y en el mundo, por la erradicación con concertación y diálogo, sin violencia y sin amedrentamiento.

Temas que aparecen en esta nota: