Víctima de la masacre de Huayllani: “Me destrozaron la mandíbula con sus armas”

Programa Somos Democracia

“Quiero expresar mi dolor y sufrimiento a mi gente boliviana”, dijo Félix Mamani, un joven que al ver los abusos que cometieron en contra de su tía, una mujer de pollera en Cochabamba, decidió plegarse a la marcha pacífica en Sacaba para reclamar respeto a la mujer de pollera y a la Wiphala.

“Estaba en primera fila y al inicio de la represión no pude retroceder porque detrás de mí estaban señoras y niños, entonces empezó la gasificación y los disparos desde el helicóptero, los policías me agarraron y empezaron a golpearme, con sus armas me destrozaron la mandíbula”, testimonió en el programa Somos Democracia, una alianza de medios estatales.

Félix recordó que los policías y militares, antes de la represión del puente Huayllani, les pidieron que se sacaran los barbijos y guarden sus wiphalas para que puedan pasar, sin embargo, de forma inmediata comenzó la gasificación y aparecieron tanques y helicópteros.

“Empezamos a correr, me agarraron tres policías, me dijeron ‘masista te vimos, esos son los que se quieren ganar 200 pesos’ y me golpearon”, recordó.

Fruto de los golpes cayó desmayado y luego trasladado a un hospital donde estuvo por más de tres meses. Abandonó el nosocomio ante la imposibilidad de pagar la atención y las cirugías que necesitaba en la mandíbula y en el brazo derecho.

“Mi vida cambió totalmente, no puedo abrir la boca y mover mi brazo. Ahora siento temor al ver policías porque pienso que me van a golpear», manifestó.

“Ahora exijo justicia y ayuda con nuestra atención médica para hacernos curar, hay noches que no puedo dormir. Todo fue un trauma para mí, nunca había visto ese tipo de represiones, fue una masacre. Pido a los jóvenes tomar en cuenta como se vivió en el país en la gestión de Jeanine Áñez”, finalizó.

Somos Democracia

Temas que aparecen en esta nota: