Segundina Orellana, la primera alcaldesa de pollera de Villa Tunari

Segundina Orellana Paniagua, nació en la comunidad Moline, de la subcentral Marcabi del municipio de Capinota. Sus padres son Epifanio Orellana Condori y Dominga Paniagua Salazar.

Es la segunda hermana de cuatro hijos, dos varones y dos mujeres.

Debido a que la pobreza que rodeaba a su familia en Capinota, solo estudió hasta sexto de primaria (2do intermedio en esa época) ya que en su comunidad la escuela no tenía el nivel secundario lo que le impidió continuar sus estudios.

En 1982 su padre Epifanio Orellana, recibe un lote de terreno en la zona de Mariscal Sucre “B”, sindicato Capinota, para colonizar esa región del Trópico.

Su padre se trasladó hasta el trópico con sus dos hijos mayores entre ellas Segundina de 15 años para que le ayuden en las faenas agrícolas.

En Capinota en esos años, había sequía no se producía bien, apenas para el consumo de la familia, por eso toda la familia decide trasladarse al Trópico en 1997.

Con el trabajo, el año 1998, Orellada, de casi 17 años, compra un terreno para ella, con un poco de ayuda económica de su madre, comenta.

Como propietaria se inscribe inmediatamente al sindicato. “Fui favorecida porque mi padre era fundador del sindicato, por su avanzada edad ya no podía trabajar y por eso me afiliaron a mí, pese a que era menor de edad” dijo.

En principio la producción agrícola era su única actividad productiva, la coca no valía casi nada por eso, no se producía mucho, como campesinos se dedicaban a producir papa, hortalizas y otros productos, repartiéndose el trabajo en el Trópico y Capinota, donde aún mantenían alguna producción debido a que debían cumplir con la Mit´a (trabajo para el Estado o la comunidad).

VIDA SINDICAL

Desde 1985, cuando cumplió 15 años formaba parte del Club de Madres, que más tarde se llamó Central de Mujeres de Vacas. Allí empezó su activismo sindical, explica. “Me ha motivado la discriminación, la humillación que sufría mi mamá en mi comunidad y en mi casa. Eso es lo que más me motivó a seguir, a luchar y exigir que haya respeto para las mujeres especialmente”.​

De 1993 a 2004 trabajó en la radio. Fue reportera de Radio Chualake ocupándose de temas de medio ambiente, municipios, educación, salud y género. Además de trabajar en la radio asumía sus responsabilidades como dirigente de la Federación Departamental de Mujeres de Cochabamba. ​

Formó parte de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas de Cochabamba “Bartolina Sisa” entre los años 2005 y 2008 ocupando un cargo en la organización matriz, que es a nivel nacional, de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa”.

En la vida política formal formó parte desde los años 1995 del Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos hoy MAS-IPSP

Técnica de la Escuela de Gestión Pública Plurinacional, también ejerció como secretaría de desarrollo humano integral en el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba y fue Coordinadora de la Región del Cono Sur (Corescosur).

Fue diputada suplente INCCA por dicho departamento asumiendo el escaño entre 2006 y 2009.

Sabina Orellana es una mujer líder de la nación quechua. Miembro de la Confederación Bartolina Sisa.

Debido a su larga trayectoria orgánica y sindical, por su lealtad, compromiso con el MAS-IPSP y las bases, por ser una digna representante de la mujer de pollera, muy conocida y querida en el trópico de Cochabamba, fue postulada al cargo de Alcaldesa por su organización; y en las elecciones subnacionales del 7 de marzo logró el 100 por ciento de los votos lo que la convierte en la primera mujer alcaldesa de Villa Tunari.