Nacionalización de las empresas no estaba en debate, fue una decisión política

El expresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales recordó el proceso de nacionalización de las empresas estratégicas y los recursos naturales, que se realizó un primero de mayo el año 2006 con la recuperación de los hidrocarburos; y en la misma fecha la nacionalización de ENTEL el año 2008, fue una decisión política

Como se recordará, “Empresa Nacionalizada” eran los carteles que se instalaban en las empresas nacionalizadas que eran retomadas por el gobierno con apoyo de las Fuerzas Armadas.

“El 2006 mediante un primero de mayo, se emite un Decreto Supremo de nacionalizó los hidrocarburos en homenaje a los trabajadores” recordó Morales en una entrevista de la radio Kawsachun Coca y el programa dominical “Evo Pueblo, líder de los humildes”.

Según el exmandatario, 3 mil millones de dólares era la renta petrolera el 2006, después de la nacionalización la renta subió a 38 mil millones de dólares.

La renta de Entel el año 2006 era de 70 millones de dólares, y cuando nacionalizamos subió a 140 millones de dólares que se quedaba en Bolivia, antes de la nacionalización las empresas se llevaban toda esa plata, invertían muy poco en el país.

“Sentamos soberanía en los recursos naturales bolivianos, la nacionalización fue una decisión política, recuerdo que algunas autoridades de entonces no querían nacionalizar las empresas, tenían miedo, pero ya estaba decidido no estaba en debate” dijo.

Afirmó que la nacionalización de las empresas estratégicas devolvió la dignidad a Bolivia, “por eso Estados Unidos no nos perdona que hayamos nacionalizado las empresas ya que eso afectó sus intereses y la de otros países.

Tampoco nos persona que hayamos expulsado a la DEA, a la embajada norteamericana y a USAID” dijo.

Desde Chimoré Estados Unidos gobernaba el país, las autoridades bolivianas tenían que pedir permiso a los militares norteamericanos para entrar al trópico.

Se liberó al país políticamente cuando el MAS entró al Gobierno y sentó las bases del estado plurinacional independiente libre y soberano, luego se liberó a Bolivia económicamente con la nacionalización de las empresas estratégicas y de los recursos naturales.

Ahora se está retomando el proceso de industrialización de las materias primas entre ellas del litio. Justo cuando se inician conversaciones con China para la industrialización del lito el 2019 se viene el golpe de Estado, financiado y apoyado por Estados Unidos que tiene interés en explotar este recurso energético estratégico.

Según periódicos de Estados Unidos, el gobierno norteamericano, admite que apoyó el golpe de Estado en Bolivia por intereses que tiene en el litio boliviano.

“Tesla participó del golpe de estado que huele a litio” dicen los titulares de algunos periódicos de Estados Unidos.

Los congresistas norteamericanos también se pronunciaron y señalan que Estados Unidos apoyó el golpe de Estado en Bolivia, para conseguir litio, un recurso muy apetecido mundialmente por las empresas sobre todo automovilísticas.

Por eso Bolivia debe apuntar a la industrialización del litio, para que no se explote solo la materia prima de este recurso natural como siempre se ha hecho, los recursos naturales deben industrializarse en Bolivia para que los recursos se queden en el país, remarco Morales.

Destacó que en Bolivia se está avanzando con el cambio de energía con la geotecnia y las plantas eléctricas solares y eólicas, es otro recurso natural que permitirá la exportación de energía eléctrica y recursos para el país, indicó.