Foro establece que Añez violó DDHH y varios principios constitucionales

Intervención de Denis Racicot en el foro Desafíos para la Verdad

Expertos afirmaron ayer que la resolución que pueda asumir hoy el Parlamento Europeo sobre la situación política y social de Bolivia no tiene carácter vinculante; que los medios de comunicación legitimaron el golpe de Estado en 2019 vendiendo al mundo la idea de que había una revolución para recuperar la democracia; y que el régimen de facto de Jeanine Añez violó todo principio constitucional, legal y de los derechos humanos con masacres y crímenes de lesa humanidad.

Esos son los criterios que se rescata del foro Desafíos para la Verdad, la memoria y justicia organizado por Wiphalas por el Mundo, con participación de los panelistas Rafael Bautista Segales, Denis Racicot y Manu Pineda.

RESOLUCIÓN

El activista, político y diputado del Parlamento Europeo, Manu Pineda, aclaró que la resolución que pueda emanar hoy esa instancia deliberativa sobre Bolivia no refleja una posición oficial de la Unión Europea (UE), porque no tiene esa atribución legislativa, y que sólo servirá para que la derecha en el país la utilice para justificar su posición contra el Gobierno. “Nada de lo que aprobemos mañana (hoy) se va a ver reflejado en que la Unión Europea tenga una posición concreta en Bolivia”, sostuvo.

MEDIOS

Sobre el rol que desempeñaron los medios de comunicación en el país durante el golpe de Estado de 2019, el filósofo y analista político Rafael Bautista Segales dijo que referirse al concepto de la posverdad es “hablar de la mentira”, como lo señalaron los operadores ideológicos nazis, “miente y miente, cuanto más mientes algo de verdad queda”.

En ese contexto, aseguró que los medios de comunicación son operadores políticos porque tienen el poder de producir opinión pública, de producir una legitimidad falsa y de hacer ver un golpe de Estado como la recuperación de la democracia. “Hay escenarios previos que hacen posible la legitimación del golpe y vender al mundo de que en el país ocurrió una revolución de colores”, precisó.

Explicó que cuando Jeanine Añez se autoproclama como presidenta, desde el Estado se inicia una campaña de propaganda mediática que magnifica una revuelta urbana para hacerla ver como que el pueblo estaba en las calles queriendo destronar a una dictadura.

“La radio y la televisión vendió al mundo de que Bolivia vivía una dictadura y que se estaba recuperando la democracia”, pero en los hechos se estima más de 50 decesos porque se habla de 37, pero lo cierto es que los pobres de los países pobres no cuentan siquiera para las estadísticas, porque “mucha gente se ha muerto por la pandemia y por no ver a sus seres queridos desaparecidos”.

“Pero los muertos hablan y con eso se reafirma de que en Bolivia hubo un golpe de Estado hibrido de carácter geopolítico, por eso en las reuniones previas al golpe estaba la Unión Europea, la embajada de Estados Unidos y de Brasil. Era una orquestación geopolítica de intereses no solamente económicos”, manifestó.

DDHH

Finalmente el exalto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos en Bolivia Denis Racicot dijo que por su experiencia puede afirmar que cuando la derecha en América Latina decide tomar la bandera de los derechos humanos lo hace de manera parcializada, manipulada, sin principios, sin respeto a los tratados, a las normas y a las reglas que prevalecen en derechos humanos.

En ese contexto, lamentó que la oposición en Bolivia denuncie la violación de derechos humanos de Jeanine Añez en un intento de mostrarla como víctima de un presunto régimen autoritario, cuando fue ella en 2019 cuando como senadora se atribuye el mando de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía Boliviana.

Se autoproclama como Presidenta y aprueba un decreto supremo para eximir de responsabilidad a los militares y policías de la violación del derecho constitucional de derechos humanos.

“Añez preside un gobierno de facto violando todas las reglas constitucionales (…) Desde un principio actuó violando el derecho, las reglas democráticas, asumió un discurso autoritario y fascista (…) Aprueba un decreto para eximir de responsabilidad la violación del derecho constitucional de los derechos humanos”, aseguró.

Vía; Periódico Bolivia

Temas que aparecen en esta nota: