Presidente de la cámara baja cataloga de “intromisión directa” las acciones de Almagro

La Paz-23-abril-2021.-  El Presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani Laura, ratificó hoy que el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, hace nuevamente intromisión directa en los asuntos internos del país, atentando contra la soberanía de Bolivia al admitir la denuncia de un grupo de políticos alineados a los gestores del golpe de Estado.  

Recientemente Almagro escribió en su cuenta de Twitter que recibió a los asambleístas de Bolivia y afirmó que es clave el apego al Estado de Derecho, garantías civiles y políticas, independencia judicial y a vías pacíficas para que la democracia sea real y atienda las necesidades de la gente.

“Es una intromisión directa, porque él (Almagro) no tiene conocimiento del lugar (Bolivia) donde estamos y por eso, está creyendo solamente a un grupo de personas que se van a quejar; entonces ya no es válida la forma cómo están viendo esta situación”, dijo Mamani en rueda de prensa en la ciudad de Santa Cruz.

La autoridad legislativa explicó que la primera injerencia a los asuntos internos del país por parte del Secretario General de la OEA, fue en la gesta del golpe de Estado donde se “entrometió” en las decisiones soberanas, acción que “repudiamos absolutamente, porque no es interlocutor válido este señor que representante a la OEA y personalmente es muy preocupante”.

En ese sentido, Mamani señaló que los asambleístas expusieron sus quejas ante la OEA porque no tienen otra alternativa para continuar con los intentos desestabilización del país, ya que la Cámara de Diputados instruyó a la Comisión de Derechos Humanos accionar si existe evidencia de la vulneración de los derechos inherentes de los presos preventivos.

Tras los resultados de los comicios generales del 2019, Almagro afirmó que hubo un fraude en el proceso electoral, discurso que tuvo eco en grupos políticos opositores al MAS y que se manifestaron causando caos en el país: quema de instalaciones del Órgano Electoral, maltrato físico a las entonces autoridades de gobierno, además de sus familiares. Consolidado el golpe de Estado y bajo el régimen de Jeanine Añez, se registró 36 muertes, más de 800 heridos y más de 1.500 heridos.

Temas que aparecen en esta nota: