La llama olímpica atraviesa actualmente Japón y deportistas de todo el mundo intensifican su entrenamiento para los Juegos de Tokio. Foto: SEMANA

La llama olímpica atraviesa actualmente Japón y deportistas de todo el mundo intensifican su entrenamiento para los Juegos de Tokio, pero a cien días del evento, el miércoles, los organizadores se ven todavía confrontados a desafíos monumentales.

Cada una de las piezas del rompecabezas está cayendo en su lugar, algunas más apretadas que otras, como el recorrido del fuego olímpico que ha tenido que ser modificado a causa de la pandemia.

Así como la decisión de no permitir público extranjero en el graderío de las competencias. Todavía el Comité Organizador falta por anunciar si todos los boletos estarán a disposición de los japoneses y en qué capacidad estará cada uno de los escenarios.

Las autoridades locales siguen haciendo todo lo posible por contener la pandemia en territorio japonés. Recientemente se impusieron medidas más severas a fin de que la gente permanezca en sus casas y no viaje, más que para lo necesario, hasta el 5 de mayo.

La persistencia de la pandemia y bruscos resurgimientos del coronavirus, incluido Japón, perturban los preparativos de los Juegos y alimentan la incertidumbre respecto a la posibilidad, y a la oportunidad, de organizar el evento este año (previstos del 23 de julio al 8 de agosto).

Pruebas test de diferentes deportes fueron aplazadas, el relevo de la llama olímpica fue reducido al mínimo y nuevas restricciones sanitarias están en vigor en Tokio y en otras ciudades japonesas.

En cuanto a la vacunación, Japón no ha logrado ser tan rápido como otros países. A mediados de febrero se inició con trabajadores de la salud y personas de la tercera edad, con quienes aún no terminan. El grueso de la población está planeado que se vacune en julio, muy cerca de la inauguración de Tokyo 2020.

A pesar de todo, en la parte deportiva los preolímpicos continúan con su actividad, algunos con cambios de fecha y otros de formato.

Como, por ejemplo, el voleibol de playa que vivirá tres torneos en fines de semanas consecutivos en Cancún, México, para otorgar puntos como torneos de cuatro estrellas, ayudando ampliamente rumbo al ranking final que debe estar listo en junio.

La Copa Mundial de Clavados cambió su fecha de realización; en lugar de ser del 18 al 23 de abril, ahora se disputará del 1 al 6 de mayo, acortando los plazos de preparación e incluso para definir aquellos que estarán presentes cuando la plaza se gana para el país.

Ya solo faltan 99 noches para que los sueños de los atletas olímpicos se vuelvan una realidad.