Bolivia entre los 4 países de Sudamérica con más alta proyección de crecimiento económico según el FMI

Imagen Ilustrativa

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en su último informe, proyectó para Bolivia un crecimiento económico de 5,5 por ciento para la gestión 2021, con este dato el país está entre los cuatro con más alta proyección en la región, luego de Perú, Chile y  Argentina.

En su último balance, titulado “Perspectivas de la economía mundial”, el FMI mejoró sus previsiones sobre América Latina y el Caribe y estimó que los países de la región crecerán al 4,6 % en 2021, cinco décimas más que lo pronosticado en enero, cuando el organismo fijó un aumento del 4,1 % para este año.

La proyección, en el caso de Bolivia, está por encima de la meta de 4,4% establecida en el Programa Fiscal Financiero,  suscrito por el Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia (BCB) en marzo de este año.

El FMI también prevé que la tasa de desempleo de Bolivia  que en 2020 llegó a 8% bajará este año a 4%. Mientras que la inflación se situará en 3,9%.

Proyecta un déficit en cuenta corriente de 3,7% (este indicador desglosa las compras de bienes y servicios de Bolivia con el resto del mundo). 

Los países de América Latina y el Caribe tendrán una recuperación económica mayor a lo anticipada para 2021, aunque algunas naciones de la región continuarán siendo afectadas por el débil sector turismo y la falta de acceso a las vacunas contra el covid-19, apuntó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI mejoró sus previsiones sobre América Latina y el Caribe y estimó que los países de la región crecerán al 4,6 % en 2021, cinco décimas más que lo pronosticado en enero, cuando el organismo fijó un aumento del 4,1 % para este año.

Para 2022, el organismo estimó que la región latinoamericana crecerá al 3,1 %, lo que representa un alza de dos décimas respecto a la revisión que hizo en enero, cuando calculó un crecimiento del 2,9 %.

«Tras una fuerte caída en 2020, se espera una recuperación leve y a distintas velocidades en América Latina y el Caribe en 2021», apuntó el Fondo Monetario Internacional.

En relación a Brasil y México, que son las dos mayores economías de la región, el FMI estimó que en 2021 crecerán al 3,7 % y 5 %, respectivamente. Mientras que en 2022, la economía brasileña tendría un alza del 2,6 %, y la mexicana, del 3,0 %.

De acuerdo con el organismo, el repunte de las manufacturas globales durante el segundo semestre de 2020 ayudó a mejorar la expectativa de Brasil, así como de otros países exportadores de la región, como Argentina -que crecería este año al 5,8 % y en 2022 al 2,5 %- y Perú -con una recuperación del 8,5 % en 2021 y del 5,2 % para el próximo año-.

Para el FMI, las perspectivas económicas a largo plazo de los países de la región dependen de la trayectoria de la pandemia del coronavirus. En este sentido, el organismo apuntó que son pocas las naciones que han asegurado suficientes vacunas contra el covid-19 para cubrir a su población.

En cambio, Chile y Costa Rica han hecho importantes esfuerzos en la cobertura de vacunación. Para 2021, el FMI estima que la economía chilena crecerá al 6,2 %, mientras que la costarricense tendrá un alza del 2,6 %.

En 2022, el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile tendrá una expansión del 3,8 %, mientras que Costa Rica podría crecer al 3,3 %, según anticipa el organismo.

Por subregión, el FMI pronostica en 2021 un crecimiento del 5,6 % para los países de América Central, mientras que prevé que estas naciones crecerán al 4,1 % en 2022.

En el caso de los países del Caribe, el organismo apunta a una expansión del PIB del 3,3 % para este año, con una importante recuperación en 2022, cuando las naciones caribeñas crecerían al 11,1 %.

Temas que aparecen en esta nota: