El Ministerio de Defensa de Brasil anunció este martes la salida de los comandantes de las tres Fuerzas Armadas: Edson Pujol, del Ejército, Ilques Barbosa, de la Marina, y Antonio Carlos Moretti Bermudez, Aeronáutica. Es la primera vez desde el restablecimiento de la democracia, en 1985, que deja el cargo de manera simultánea toda la cúpula militar. 

La cartera no informó del motivo de esta sustitución y tampoco quienes les reemplazarán. El anuncio se produce después de que el lunes, el presidente, Jair Bolsonaro, realizase una reforma ministerial en la que cambió a seis ministros, entre ellos, al titular de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, quien fue sustituido por el general Walter Souza Braga Netto.

«Por primera vez en la historia, los tres comandantes de las Fuerzas Armadas presentan un renuncia conjunta por su desacuerdo con el presidente de la República«, escribió el diario Folha de Sao Paulo, que asegura que se trata de la mayor crisis con los militares desde la dimisión el ministro del Ejército, Sylvio Frota, en 1977, durante la dictadura.

Según la prensa, Bolsonaro presionó a Azevedo para que las Fuerzas Armadas se involucrasen más en los asuntos del Gobierno, pero el militar se habría opuesto. «En este periodo, preservé las Fuerzas Armadas como institución del Estado», dijo Azevedo tras anunciar su salida, que generó un gran malestar entre la cúpula militar. 

Entre las fricciones entre Bolsonaro y el ya exministro estaría el deseo del presidente de sustituir a Pujol, comandante del Ejército, quien el pasado noviembre dejó claro que los militares no quieren «formar parte de la política, y mucho menos dejar que la política entre en los cuarteles». 

Temas que aparecen en esta nota: