En instancia de apelación, el Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca determinó seis meses de detención preventiva para el líder de la Resistencia Juvenil Cochala, Yassir Molina, en la cárcel San Roque de Sucre. 

El cabecilla del grupo paramilitar RJC es acusado por destrozos registrados en el edificio del Ministerio Público, en octubre de 2020, cuando se desarrollaron protestas en «demanda» de la renuncia del fiscal general Juan Lanchipa. 

La decisión del tribunal de alzada deja sin efecto la determinación de la juez Ximena Mendizábal, quien anteriormente de manera sorpresiva dispuso la libertad irrestricta de Molina, al considerar que la Fiscalía no había presentado pruebas suficientes para identificar al imputado en el lugar de los hechos.

“Ha fallado a favor del Ministerio Público, declarando la apelación parcialmente procedente. En este sentido ha revocado la resolución de la jueza y ha manifestado la detención preventiva del ahora imputado Yassir Molina”, indicó el fiscal Daniel Fernández.

Temas que aparecen en esta nota: