Piden justicia imparcial

La justicia debe ser independiente, debe aplicarse a todos con la misma medida “caiga quien caiga”, solo así se devolverá a este poder del Estado, la credibilidad, confianza y fortaleza, dijo Braulio Canaviri, secretario de haciendas de la Federación Carrasco.

El dirigente, rechazó las amenazas de un nuevo golpe de estado de la ultra derecha del oriente boliviano representado por Luis Fernando Camacho.

Canaviri, dijo que las amenazas de golpe de Estado al Gobierno de Luis Arce, y de desobediencia civil, que planta Camacho están tipificados en la Constitución Política del Estado como como delito de sedición, alzamiento, instigación a delinquir y puede tipificarse hasta como organización criminal.

La ley está ahí, es para todos, y debe aplicarse a todos, dijo recordando que Camacho ya estuvo implicado en el Golpe de Estado del 2019 contra Evo Morales.

Desde filas del Comité Cívico y la Unión Juventud Cruceñista, desestabilizó al gobierno con marchas de protesta, bloqueos, toma de instituciones y enfrentamientos con ciudadanos que defendían la democracia; forzó la renuncia del primer mandatario para dar paso a que Añez, dé un golpe de Estado, autoproclamándose presidenta del Estado Plurinacional de Bolivia con apoyo de los militares y algunos policías.

Camacho es un sirviente del gobierno de los Estados Unidos y de sus intereses transnacionales en Bolivia, indicó Canaviri.