2020 no se garantizaba abastecimiento de hidrocarburos

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) en el marco de la Rendición Pública de Cuentas Final 2020, reveló que, durante el pasado año, la institución vivió una gestión “nefasta” y que con la entidad renovada ahora se garantiza la supervisión, regulación, control y fiscalización del abastecimiento de hidrocarburos en el país.

“En este periodo (2020) de régimen de facto, se llevó adelante una gestión nefasta y perversa institucionalmente, que no cumplía actividades del sector, lo cual se traduce en la mala calidad del servicio al usuario final y la continuidad en el abastecimiento del país, siendo que la ANH, según la Constitución Política del Estado, es la entidad que garantiza que no falte un litro de gasolina, diésel ni Gas Licuado de Petróleo (GNV) para nuestros hogares en el país”, indicó el Director Ejecutivo de la ANH, ingeniero Germán Jiménez.

Esa es la ANH, remarcó la autoridad, una ANH renovada que vela y garantiza el abastecimiento de hidrocarburos en todos los rincones del país.

En ese marco, reveló que entre la gestión 2018 y 2020 el registro de los vehículos convertidos a GNV tuvo un decrecimiento de menos 99% en La Paz, es decir que de 2.848 registros en 2018 se redujeron a sólo 94 registros en 2020, en el caso de Cochabamba se redujeron de 4.710 a 1.138; en Tarija de 565 a 0; en Santa Cruz de 4.965 a 655; en Chuquisaca de 937 a 111; en Oruro de 692 a 144 y en Potosí de 148 a 49 registros.

“Estos números son reales de la gestión nefasta que se tuvo en el periodo de transición, entonces podemos observar que no había gestión ni compromiso con la Patria de poder dar esos servicios a la población”, manifestó Jiménez.

Lo mismo números rojos se vieron en los volúmenes de comercialización de GNV, de diésel oíl, súper etanol, gasolina premiun, gasolina especial plus y gasolina especial, que “comprometieron” el abastecimiento de estos en el país.

Por otro lado, Jiménez informó que entre las actividades que realizó durante su gestión está la supervisión a la lanta de Amoniaco y Urea que, desde el inicio de operaciones en 2017, se tuvo una producción 32.467 de toneladas métricas de urea, la cual se incrementó hasta 2019 a 330.767 toneladas, y en 2020 redujeron a “cero”.

Por otra parte, informó que desde que asumió la Dirección de la ANH, desde octubre del pasado año, inició un trabajo arduo y comprometido en beneficio de la población, y de la institución con la renovación de la Certificación del Sistema de Gestión Anti Soborno, así como la Certificación del Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001-2015 y se lanzó la nueva Certificación del Sistema de Gestión de Continuidad de Negocio, en noviembre de 2020.

Además, inició con una serie de actividades con el fin de reactivar la labor de la institución, como lo establece la Constitución Política del Estado, que es la de regular, controlar, supervisar y fiscalizar la cadena hidrocarburífera del país, es así que, en noviembre, junto al Viceministerio de Lucha contra el Contrabando, amplió la cobertura del Sistema B-SISA y el control eficiente de hidrocarburos líquidos en las fronteras del país.

Además, bajo el lema “Unidos contra el Contrabando, Amamos la Patria”, la ANH firmó un convenio para fortalecer la lucha contra este delito.

Dentro de las nuevas políticas, también lanzó, en diciembre pasado, el “Plan Amanecer” para garantizar el abastecimiento de Gas Licuado de Petróleo en todo el país; supervisó la Planta de Amoniaco y Urea ubicada en Bulo Bulo del trópico de Cochabamba, al igual que la Refinería Oro Negro de Santa Cruz, y a las plantas de absorción e inyección de Rio Grande y Batería La Peña operadas por YPFB Andina; además inspeccionó el equipo de perforación YPFB-01 para realizar operaciones exploratorias en el pozo de Yarará X-1, también de Santa Cruz.

La nueva gestión de la ANH además estuvo presente en el inicio de operaciones del Loop16 del gasoducto Carrasco-Yapacaní, con la que se incrementará la capacidad del transporte de gas a 163 millones de pies cúbicos día y realizó la entrega de 454 nuevas instalaciones de gas natural en el municipio de Mizque, ambas del departamento de Cochabamba.