CIDH continúa investigando masacres del 2019 en Senkata y Huayllani

David Inca, de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos (APDH) de El Alto, informó que l último fin de semana los expertos del GIEI recorrieron Senkata para entrevistar a familiares de las víctimas y heridos.

A pedido de la oposición, la comisión de la CIDH investiga hechos de violencia política cometidos en todo el país entre septiembre y diciembre de 2019. En ese lapso fueron asesinadas al menos 37 personas, la mayoría en las masacres de Senkata y Sacaba.

El representante de la APDH, indicó que el informe final saldría en junio próximo, y que sus recomendaciones son de cumplimiento obligatorio, de acuerdo al compromiso asumido por el Estado Plurinacional.

LEY DE AMNISTIA E INDULTO

La ley de Amnistía e Indulto por Razones Humanitarias y Perseguidos Políticos fue aprobada el 12 de febrero pasado en la Asamblea Legislativa Plurinacional, la misma que prevé indeminizaciones para familiares de los fallecidos, heridos y perseguidos políticos que ya fueron liberados la pasada semana.

Familiares de las víctimas consultados por Sputnik exigieron que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH continúe su labor en Bolivia hasta concluir su investigación y presentar su informe final.

Más del 90% de los acusados tienen medidas sustitutivas, como la prisión domiciliaria, o no se le permite salir del país. Dos de los beneficiados por esta ley son el expresidente Evo Morales (2006-2019) y el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez.

«Los presos políticos son compañeros que, al igual que nosotros, fueron vulnerados en sus derechos. Durante todo este tiempo hemos pedido justicia para ellos, porque han recibido maltrato dentro de las cárceles, han sido torturados. Inclusive han vejado a mujeres embarazadas, menores de edad, personas con discapacidad», dijo Rodríguez. Y comentó que el GIEI ya tiene conocimiento de estos hechos.

Relató qué en las últimas semanas, «24 compañeros han salido en libertad, porque no se les han podido comprobar las acusaciones. Decían que eran una asociación de delincuentes que manejaban armas».

«QUE LA CIDH NO SE VAYA»

Para la presidenta de la Asociación de Víctimas de la Masacre de Senkata, quien está detrás de este pedido es el expresidente Mesa. «Le decimos al señor Carlos Mesa que no le tenemos miedo y vamos a defender a toda costa que el GIEI de la CIDH no se vaya, porque es una manera de identificar a quienes dispararon, hirieron y asesinaron».

En las masacres de Senkata y Sacaba —en Cochabamba, el 15 de noviembre de 2019— «han sido vulnerados los derechos y eso no puede quedar en la impunidad. Quienes perdieron la vida son seres humanos. Hasta el día de hoy vivimos en la injusticia», dijo Rodríguez.