Jair Bolsonaro rompió el silencio sobre la polémica con San Pablo: “La vacuna es de Brasil, no de un gobernador”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este lunes que el antígeno desarrollado por el laboratorio chino Sinovac y el Instituto Butantan es la “vacuna de Brasil” y “no de ningún gobernador”, en referencia al gobernador del estado de San Pablo, Joao Doria, su principal rival político.

Bolsonaro rompió su silencio sobre el inicio de la vacunación en el país casi 24 horas después de que San Pablo aplicara las primeras dosis del antígeno chino, cuyo uso de emergencia fue aprobado la víspera por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

La inoculación de las primeras dosis fue realizada el domingo en una ceremonia presidida por Doria, quien, junto al Instituto Butantan, gestionó la importación y transferencia de tecnología del antígeno en Brasil.

Dicha vacuna, sin embargo, llegó a ser cuestionada públicamente por Bolsonaro, quien la calificó como la “vacuna china de Joao Doria”, un antiguo aliado del presidente y quien ya ha dejado entrever sus aspiraciones políticas para las elecciones presidenciales de 2022.

No obstante, pese a los críticas de Bolsonaro, el Gobierno brasileño acabó comprando todas las dosis producidas por el Instituto Butantan y, este lunes, dos días antes de lo previsto, inició la campaña de inmunización en todo el país con la vacuna desarrollada por el laboratorio chino.